Efecto dominó en el deporte. Cuando fallan todos los favoritos. ¿Por qué?

Agnieszka-Radwanska-martina-hingis-comparison-cuteSiempre hay un grupo de 3 ó 4 favoritos para ganar un campeonato, ya sea de fútbol, de tenis, de judo, de lo que sea. Estos principales cabezas de serie se vigilan unos a otros a medida que va transcurriendo el torneo. Cuando uno falla y cae eliminado las esperanzas del otro se acrecientan, aumentando la motivación pero… ¡ojo! Desviando la atención del siguiente partido hacia el posible resultado final (ganar el torneo), lo que es muy peligroso.

Utilicemos como ejemplo el tenis y lo sucedido con la debacle de las tenistas top 4 en el Abierto de Australia 2014 que fueron eliminadas una detrás de otra:

Generalmente en el deporte siempre se rinde más contra un rival mejor. Es donde se refleja, sin tapujos, el verdadero potencial del jugador porque no debe soportar el lastre de la responsabilidad del favoritismo. No hay presión, puede tomar decisiones sin ser coartado por el miedo a fallar. Si el jugador tiene talento esto le servirá para mostrarlo, porque hemos de decir que “la ansiedad es la jaula del talento”.

Y, por el contrario, cuando el jugador es el favorito se encuentra sin margen de error. Tiene que estar muy concentrado en el partido presente para mostrar su superioridad y aguantar el mayor riesgo que asume el rival inferior igualando así las fuerzas. El favorito tiene poco que ganar y mucho que perder.

Cuando un jugador que está en el selecto grupo de posibles ganadores del torneo sabe que sus rivales por el título han caído, aquellos ante los cuáles quizá no es tan favorito y podría mostrar todo su talento gracias a su alto grado de motivación, concentración y no favoritismo, es muy frecuente que ocurra la siguiente combinación dramática:

1º. Aumenta la confianza del jugador en ganar el torneo.

2º. Lo que implica dirigir la atención hacia la final del torneo y no al 100% hacia el próximo partido de, por ejemplo, cuartos de final. Peligro. El jugador favorito estará pensando en sus posibilidades de ganar el torneo durante este partido de cuartos de final, lo que reducirá su grado de concentración porque desvía la atención “fuera” del partido.

3º. El jugador, no favorito, al que se enfrenta, si es valiente arriesgará. Y si es talentoso le entrarán los puntos y pondrá en aprietos al favorito.

4º. El jugador no favorito empezará a exigirle un mayor rendimiento en el partido porque, ciertamente, con un jugador talentoso y valiente, no puedes tener tu atención dividida y dirigida a un futuro que depende el presente.

5º. Al jugador favorito le empezará a entrar el vértigo y, de golpe, le vendrá el peso de la presión multiplicado por dos: el miedo a perder el partido para el que era favorito y, sobre todo, el miedo y, sobre todo, la auto-culpabilización por estar perdiendo su gran oportunidad de ganar el torneo al quitarse rivales directos lo que aumentará sobremanera su agresividad.

6º. Si, además, ese jugador favorito ya ha tenido experiencias donde ha estado a punto de lograr su objetivos y perdió, estos recuerdos se activarán en su memoria condicionando su rendimiento aumentando la ansiedad y los pensamientos negativos. Por ejemplo: No puedo volver a perder (recordemos que el cerebro no interpreta ni el sí ni el no, recordará el momento en que perdió y su cuerpo reaccionará igual que cuando recordamos una situación triste, nos deprimimos).

Explicamos así “cortocircuitos” como el de Victoria Azarenka en cuartos final (tras ser Serena Williams y María Sharapova eliminadas) o Agniezska Radwanska en semifinales del Abierto de Australia 2014 con Dominika Cibulkova (cuando era, por su rendimiento en el torneo, la gran favorita).

¿Controlas que tu atención esté al 100% en el partido presente? ¿Te distraes con facilidad hacia pensamientos negativos y pierdes la concentración y el ritmo?

Envíanos tus consultas a redes@deportedecabeza.com

José Ángel Caperán

Psicólogo deportivo

deportedecabeza.com

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

s2Member®